Gracias por haber estado ahí

Este año me gustaría cerrarlo con un último pensamiento que me ha estado rondando la cabeza este 2015. Sabemos por experiencia que todas las personas cambian, más bien maduran como las frutas. Tarde o temprano, a lo largo de nuestra vida hemos pensado o dicho a alguien que era importate para nosotros lo de "ya no eres el mismo/a". Y es verdad, debes aceptar que todos cambiamos ya sea a mal o a bien y es porque todos vivimos experiencias que nos cambian. 

Las frutas las dejamos madurar según nuestras necesidades y muchas veces nos olvidamos, por lo tanto, si la persona te importa no la descuides y cuidala. Puesto que sentirse querido no es algo fácil de hacer, cuesta paciencia y mucjo empeño.

Además no tenemos porque ser siempre los mismos, ser lo que los demás quieren solo por el hecho de tener miedo a perderlos. Debes dejar que sigan su vida, a su manera y si no puedes aceptarlo, no hagas de su vida un infierno.

Y este pensamiento me viene a la cabeza porque todos los años de nuestra vida perdemos o ganamos a alguien, es decir, que ya no forman parte de tu vida. Por lo tanto, te recomiendo no ser rencoroso, se feliz y da las gracias porque estuvieron ahi cuando más lo necesitabas o porque decidieron estar contigo en vez de con otras personas.

Dedica esto a aquellas personas que ya no estan en tu vida, pero que formaron parte de ella y te dieron buenos momentos que recordar. Los cuales al hacer algo, pasar por un lugar, los recuerdas con una sonrisa en tu boca,  aprecia la suerte que tienes por haber formado parte de su vida también.