Como perros y gatos

A medida que vayas creciendo y conociendo gente, irás comprendiendo que la gente es diferente. Una vez oí a una amiga: "Hay personas que son como gatos, necesitan espacio mientras que otras son como perros, siempre buscando cariño"; tengo que admitir que la primera vez que lo oyes piensas no es verdad, pero después compruebas que es cierto.


Porque hay personas que son como gatos, que necesitan su espacio vital y ser independientes. Si en este caso tu eres como un perro esto te puede ser difícil de aceptar, ya que tu eres una persona que anda pendiente y muestra el cariño a todas horas. Pero si de verdad te importa esa persona, debes entender su forma de ser ya que cada uno es como es; yo te recomiendo que des el espacio que piden y sobre todo no presiones a la persona a sentir algo que no siente.

Los que son como perros, son aquellos que hacen muestras de cariño siempre que pueden y sobre todo andan detrás de la persona implicándose tanto como sienten. Si en este caso tu eres como un gato, seguro que te sentirás presionado y sobre todo acabarás perdiendo interés, porque tu eres más de libertad; si de verdad te importa la persona lo mejor que puedes hacer es ir poco a poco mostrando lo que sientes, diciéndole que tenga paciencia y fe en ti.

Lo mejor que puedes hacer en cualquier caso es conocer más a la persona, comprender su forma de ser y sobre todo intentar llegar a un punto en el que los dos estéis a justo tal como sois.