Etapas de la vida

Mientras paseaba me he dado cuenta de algo y es que los niños, no tienen ninguna preocupación... simplemente viven el día el día, no piensan en el pasado y por supuesto ni en el futuro, porque la verdad es que no saben que les pasara mañana todo es tan momentáneo que nada esta planeado, todo fluye como un río.

Y cuando somos jóvenes deseamos ser mayores con todas nuestras ansias, pero no lo hagáis, porque cuando dejéis todo esto atrás, empezaras a recordar absolutamente todo y tus mayores deseos serían poder volver al pasado aunque sea por un instante, que a pesar de ser insignificante, para ti tendría más valor que todo el oro del mundo...

Estoy tan segura de ello, porque para ellos la mayor decepción sería que su programa favorito haya sido cancelado, que su juguete preferido haya desaparecido o roto, o que simplemente que de comer haya algo que no le guste en absoluto. A medida que vamos creciendo, las decepciones van evolucionando ya no tienen nada que ver con lo de las infancias, ahora es un suspenso, una amistad perdida, una pelea con una persona querida. A partir del punto de partida de la niñez, pasando por la madurez, llegamos a la vejez...

Y es cuando te das cuenta realmente del resultado de tus actos, aquellos vicios de juventud que dices aquello de que " no pasará nada ", pues es ahora cuando te pasan factura y de las buena, y piensas porque no hice caso a mis padres o a mis amigos, he perdido mi vida o he tenido una buena, y les dices a las personas más jóvenes, nunca desees crecer y ser adulto porque cuando lo seas desearás ser joven, porque ser adulto implica muchas cosas, no es como nosotros pensamos en mucho más...

Así que disfruta del momento que estés viviendo, porque cuando crezcas querrás volver a el, no desees que el tiempo pase rápido, porque cuando lo hayas vivido muy rápido desearas que sea lento y no será así.

No desees madurar muy rapido, vive  tu tiempo con pasión, persigue tus sueños y no el de los demás porque cada quien es diferente y asi cuando seas mayor  diras, he vivido a mi manera, he conseguido lo que quería, mis logros, y he cosechado buenas amistades.

Limitaciones

A medida que creces, tus limitaciones van cambiando, es decir, van evolucionando con la persona puesto que son inseparables.

De pequeños, nuestra mayor limitación se reducía a tres simples palabras: no hagas eso. Si, esa frase, que nos prohibió hacer tantas cosas y, la mayoría de ellas locuras; pero gracias a ese limite, podría decirse que estamos vivos. Porque lo poco que recuerdes de aquellos años, es que querías hacer de todo a pesar de tu edad, ya que no te importaba nada, eras feliz con cualquier cosa.

Y ahora que eres grande, aquellas aventuras que querías hacer realidad, se reducen a bonitas añadidura. A medida que maduras otras personas te comienzan a poner limites y te das cuenta de tu vida esta siempre limitada.

Que si en el colegio te dicen que no eres capaz de algo o que necesitas esforzaste más, luego en la universidad que tu trabajo no cumple las expectativas requeridas y, por supuesto, el lugar donde mas limitaciones te podrán poner es en el trabajo, que si tu jefe no quiere escuchar tus opiniones o que te tienes que dedicar a lo tuyo y no entrometerte en lo de los demás...

La cruda verdad es que nos ponen tantas limitaciones que en un momento nos pueden hacer sentir menos valiosos o hasta tristes. Pero, yo creo que es bueno que nos lo hagan porque gracias a ello mejoramos como personas y damos lo mejor de nosotros mismos para poder demostrarle a aquellas personas que valemos mucho mas de lo que piensan.

Cambios pasajeros

 Realmente hoy en día, las personas ya no son lo que eran, han olvidado el valor de la amistad, la verdad y sobre todo la del respecto. 

Todos hemos vivido en algún momento de nuestra vida, una falsa amistad, ya sea de alguien que conoces desde hace mucho tiempo o simplemente de una amistad prematura. Lo que más duele es que te traicionen aquellas personas, que eran todo para ti, tu mundo giraba alrededor de ellos, pero simplemente un día descubres que para ellos no eres tan importante como tu pensabas.... y me he fijado, que te calas personas que no soportas solo para guardar apariencias o sacar provecho de ello, lo que me parece más horrible es que aguantes amistad que son malas para no tener que quedarte sola, pero no lo hagas, estarás sufriendo doblemente además ¿para que? para nada, solo para tener una razón para poder amargarte todos los días.

La verdad, creo que es una palabra que mucho hemos olvidado, ahora mentimos tan fácil como respirar. Algunas veces por el bien de alguien especial, o para evitarnos problemas... pero lo cierto es que te van a traer más y más, llegarás a tal punto que no sabrás cuando parar y en ese momento te das cuenta del grave error que has cometido. Es preferible decir la verdad, aunque sea dolorosa, porque te sentirás mejor y te aseguro que te quitarás un gran peso de encima.

El respecto, es algo que hay que ganarse, y no es nada sencillo conseguirlo. Ahora ya no lo tenemos hacia lo que somos, es decir, nuestra familia, a veces peleamos con ellos, casi siempre les llevo las contraria, pero ponte a pensar hace unos años te encantaba estar con ellos, los adoraba, y escuchabas sus consejos de forma única. Acaso hemos cambiado tan rápido, que los dejamos atrás y los guardamos en un baúl como a nuestros juguetes de la infancia... aunque te avergüencen a veces, amalos, hazle caso porque la verdad es que ellos han vivido lo que tú y solo te quieren ayudar, y piensa que ellos también fueron jóvenes y pasaron lo que tú.